Sabor extraordinario

Sabor extraordinario

Usos culinarios:
El aceite de oliva prensado en frío se utiliza sobre todo para aliñar ensaladas o refinar sopas y distintas recetas. Es un elemento aromático diferenciador de la gastronomía mediterránea. El aceite de oliva virgen tiene un punto de humeo de 180 °C, lo que hace que sea perfecto para saltear y freír. Sin embargo, llegados a ese punto, el calor ya ha destruido las sustancias antioxidantes.1

Sin calentarlo, el aceite de oliva se emplea para aromatizar platos de verdura crudos o cocidos, carnes, guisos de patata, cereales, masas o quesos. El aceite de oliva es uno de los ingredientes principales del pesto, la tapenade y otras recetas para untar mediterráneas. Los aceites especiados o con hierbas aromáticas suelen elaborarse con aceite de oliva y sabrosas especias que se dejan reposar en el aceite durante un tiempo. El ajo, las setas, los tomates deshidratados, las olivas, el queso fresco, el queso curado, los pimientos, las berenjenas, las alcachofas o las zanahorias, entre otros muchos alimentos, se maceran en aceite para conservarlos.2 Así es como nacieron muchos de los antipasto italianos o de las tapas españolas.